• +57 316 744 8216
  • info@todomarcasneiva.com

CONOCE LAS VENTAJAS DEL BRANDING CORPORATIVO PARA TU NEGOCIO

CONOCE LAS VENTAJAS DEL BRANDING CORPORATIVO PARA TU NEGOCIO

El Branding corporativo consiste en construir una imagen de marca que sea fácilmente reconocible por el público gracias a su identidad visual y a los valores que transmite.

 

El objetivo es conseguir que tu marca sea lo primero que le viene a la mente a una persona cuando se habla de algo en relación a tu temática.

 

¿Por qué es esto importante?

 

Te lo explicamos con un ejemplo.

 

Piensa ahora en una marca de pan de molde… Probablemente, la primera que te ha venido a la mente sea Bimbo. Y si te hubiésemos preguntado por yogures, casi seguro que habrías pensado en Danone.

 

Venga, al mejor de tres, ¿y si decimos “bolígrafos”? ¿BIC quizás?

 

Ahora imagínate a una persona haciendo la compra y que recuerda de golpe que no tiene pan de molde… sí, lo primero que le vendrá a la cabeza es ESA marca. Interesante, ¿verdad?

 

Pues justo eso, entre otras funciones, es lo que consigue el branding corporativo. Trabajamos para que el público asocie tu marca con una idea o un concepto.

 

Ventajas del branding corporativo

 

Ventajas

Marca referente: aunque no sean clientes tuyos, ahí estará siempre el nombre de tu empresa. Por ejemplo, cuando te adelanta un coche muy rápido por la autovía piensas… “parece que va en un Ferrari…”.

Cercanía: en una estrategia de branding corporativo vinculamos nuestra marca a unos valores (lo veremos más adelante). Esto hará que se te vea más cercano, menos artificial.

Fidelidad: el cliente se sentirá más identificado con tu empresa, lo que hará que sea más leal a la marca (más ventas recurrentes).

Permanece más en la memoria: ¿quién no sabe qué es Coca Cola? Su branding ha calado tan hondo que es imposible ver una lata roja y no pensar en la marca.

 

Cómo crear tu plan de branding corporativo

Ahora que ya hemos visto toda la teoría, saltamos al terreno de juego. En este apartado te explicamos cómo elaborar una estrategia de branding corporativo para que tu marca conquiste el corazón de toda tu audiencia.

 

  1. ¿Quién eres?

No puedes construir una identidad, si tú mismo no sabes quién eres. Por eso, lo primero es definir cuáles son tus rasgos más representativos y cómo quieres que te vean las personas.

 

Cuando definiste tu modelo de negocio (incluso es posible que rellenases una plantilla Canvas), lo normal es que creases tu propuesta de valor.

 

La serie de características que te hacen diferente de tu competencia y hace que un consumidor te elija a ti.

 

Consta de tres elementos:

 

Relevancia: cómo tu producto o servicio soluciona el problema del cliente o hace más sencillo su día a día.

Buyer persona: a quién exactamente te enfocas.

Diferenciación: el motivo por el que tu cliente tiene que elegirte a ti y no a otro.

Crear tu propuesta de valor es la base de tu negocio y la piedra angular sobre la que sustentar tu plan de branding corporativo.

 

  1. ¿A quién nos dirigimos?

Ahora que ya tienes claros los rasgos que definen a tu empresa, tenemos que ver cómo adaptamos nuestros mensajes a nuestro buyer persona.

 

Imagina que tu público objetivo ronda los 18 años. Tu marca debe identificarse con sus valores, su lenguaje y sus gustos. Por ejemplo, no tendría mucho sentido que usases un lenguaje muy formal o que tu diseño web fuese muy sobrio.

 

Tiene que existir una coherencia entra la “filosofía de vida” de tu cliente y tu marca. Si esto no se cumple, será imposible que tu audiencia se sienta identificada contigo.

 

Por eso, cuando creamos la plantilla de nuestro buyer persona, analizamos sus preocupaciones, necesidades, gustos o sueños. Toda esta información es la que te ayuda a empatizar con él.

 

  1. ¿Cuáles son tus valores?

Nunca subestimes la importancia de transmitir valores y emociones con tu marca, porque como te decíamos antes, es la vía para empatizar con tu público objetivo y aportar valor añadido.

 

¿Nunca has pagado más por un producto porque te trasmitía “algo”?

 

Esto es más habitual de lo que piensas. En muchas ocasiones, tomamos decisiones por las emociones que nos transmite el artículo.

 

Seguridad, confianza… llámalo como quieras, pero lo elegiste porque conectó contigo a otro nivel.

 

Las empresas se esfuerzan en comunicar valores, porque así les resultará más fácil conectar con su público. Te ponemos varios ejemplos:

 

Coca Cola: no venden un refresco, sino felicidad.

Nike: superación y esfuerzo.

Ikea: un estilo de vida más libre y moderno.

Volvo: prestigio y seguridad.

La emoción vende, eso está claro.

 

  1. Diseña una identidad corporativa coherente con tus valores

Con toda la información que has recopilado hasta ahora, toca ponerse manos a la obra y empezar a diseñar, o rediseñar, los siguientes aspectos:

 

Naming: puede tener relación con tu servicio como Mercadona, o que no tenga nada que ver, como Google. Lo importante es que sea fácil de recordar y asociar a algo.

Colores: transmiten sensaciones, así que no los descuides. Por ejemplo, cuando McDonald’s quiso cambiar su imagen, cambió su característico rojo por un verde que evoca salud y naturaleza.

Logo: es la representación visual de tu empresa y debe ser coherente con todo lo que hemos visto antes (propuesta de valor, público y valores de la empresa).

Tipografía: no confundas originalidad con complicar las cosas. Si buscas una tipografía muy ornamentada, piensa que será menos legible.

Diseño web: sin perder la usabilidad, intenta que tu diseño también transmita tus valores de marca.

Un error bastante habitual es que se pierda la coherencia de la identidad visual cuando estamos en muchos canales o se emiten muchos mensajes distintos. Cambiamos las tipografías, usamos otra gama de colores distintos, etc. Para que eso no te ocurra, es muy útil crear un manual de identidad corporativa.

 

  1. Estrategia de branding corporativo

Estas son algunas de las mejores estrategias que puedes incorporar a tu plan de branding corporativo

 A. Curación de contenidos

La curación de contenidos es una técnica que consiste en seleccionar la mejor información de tu temática, para crear y compartir los mejores artículos con tu comunidad. 

 

B. Marketing de contenidos

Al igual que antes, los contenidos que tú crees también deben reforzar tu imagen de marca y ayudar a difundir tus valores.

 

D. Trabaja con influencers

Conseguir una colaboración con un referente de tu mercado puede ser una estrategia muy efectiva. Las personas admiramos y nos sentimos muy identificadas con ciertos personajes, por lo que lograr que uno de ellos patrocine tu marca puede tener un impacto increíble.

 

Si quieres impulsar tu marca o empresa con las mejores  estrategias de branding, tu mejor opción es Todo Marcas Neiva

 

Fuente: raiolanetworks.es

Facebook Comments
Todo Marcas Neiva

Deja tu mensaje

A %d blogueros les gusta esto: